Tamaño del Texto

Inseminación Artificial

image1Se define a la inseminación artificial como la introducción de espermatozoides de una forma "no natural" al aparato reproductor femenino , y se realiza en general con la finalidad de aumentar las posibilidades de lograr un embarazo en una pareja infértil, aunque también puede utilizarse para concebir en una mujer soltera, para selección de sexo en el bebé, para lograr un embarazo en un varón previamente afectado por cáncer u otra enfermedad que pueda dañar a los espermatozoides, y que haya congelado una muestra espermática, etc.

De acuerdo al origen de los espermatozoides la podemos clasificar como homóloga (pareja) o heteróloga ( con semen de donador)

Para la realización de este procedimiento debemos siempre cumplir con ciertos requisitos, como contar con un estudio que demuestre permeabilidad de las trompas de Falopio (Histerosalpingografía, laparoscopía o Sonohisterografía) y una cuenta espermática normal , así como tomar en cuenta factores específicos de la pareja a tratar como el tipo de tratamientos reproductivos empleados previamente, la edad de la mujer, etc.

Para realizar el procedimiento, idealmente se debe realizar un proceso de estimulación ovárica previo, con la finalidad de aumentar las posibilidades de lograr el embarazo, esto consiste en la aplicación de medicamentos y el seguimiento con ultrasonidos seriados para evaluar el desarrollo ovular. Una vez lograda la maduración de los óvulos, se induce la ovulación, y se procede a realizar una capacitación espermática para finalmente realizar la inseminación intrauterina, que es u proceso ambulatorio, que se realiza en consultorio y genera mínimas molestias.

La tasa de embarazo lograda con este tipo de abordajes es de aproximadamente 15-20% al mes, sin embargo el mayor beneficio se obtiene al realizar hasta 4 inseminaciones seriadas, logrando tasas de embarazo de hasta 50-60%.

No debemos olvidar que como cualquier procedimiento médico, implica ciertos riesgos, dentro de los principales el embarazo múltiple, que ocurre en aproximadamente el 10% de los embarazos logrados con 2 bebes y en menos de 2% para 3 o más bebes, siendo afortunadamente una complicación poco común y que buscamos prevenir con el seguimiento realizado. Otra complicación potencial lo constituye el síndrome de hiperestimulación ovárica, siendo también poco común (menos de 1%) en su forma severa, pero que de presentarse puede requerir de hospitalización y tratamiento específico.

La inseminación, es un procedimiento reproductivo de uso frecuente en nuestros días, con implicaciones tanto para las parejas infértiles, como para preservación de la fertilidad e inclusive indicaciones de selección de sexo por razones médicas o sociales, que debe llevarse a cabo por un médico especialista en reproducción humana y en condiciones apropiadas para maximizar las posibilidades de embarazo y disminuir los riesgos inherentes al mismo.