Tamaño del Texto

Mejorando las Posibilidades

foto-mejorYa se ha mencionado que las dos variables que nos ofrecerán más posibilidades de éxico son:

  1. No dejar pasar el tiempo
  2. acudir con un especialista en fertilidad

mejora-1Sin embargo, existen algunos puntos que pueden favorecer el diagnóstico. Por ejemplo lo que se ha denominado "adherencia terapéutica" y que no es otra cosa más que seguir las indicaciones adecuadamente, sobre todo en los casos que han llegado a la Reproducción Asistida, que requieren un cuidado superior en cuanto a la cantidad de tomas de muestras de sangre y aplicación de medicamentos.


EN REALIDAD
una pareja debe de esperar éxito transcurrido de uno a seis meses de tratamientos de baja complejidad, además, dichos tratamientos no deben "eternizarse". Por ejemplo, se ha demostrado que hacer más de 3 inseminaciones artificiales no mejora el pronóstico y genera una pérdida de tiempo en la búsqueda de resultados, con la consecuente frustración y desesperación de los pacientes.

Independientemente de otras variables, si una pareja no se ha embarazado con 3 ciclos de esa técnica, debe considerar alternativas, dentro de las cuales la inmediata es la Fertilización in Vitro. En algunas mujeres que ha fallado la
inseminación, o aún antes de esta si tiene datos sospechosos de enfermedad pélvica, se les plantea la posibilidad de que se realicen un estudio endoscopio pélvico llamado "laparoscopía", sin embargo su utilidad es cada vez más cuestionada, sobre todo en aquellas parejas en quienes a la mujer no se le haya encontrado alguna patología en sus estudios rutinarios, más aún si tiene más de 35 años de edad y/o si el varón tiene algún problema en sus cuentas espermáticas.

mejora-3mejora-2Ya que se ha tocado el tema de la edad de la mujer, es muy importante recordar que por razones naturales (biológicas) la fertilidad femenina inicia un descenso más o menos importante después de los 37 años. Este decremento se observa en todas las mujeres, incluso en aquellas que antes fueron fértiles, ya que depende de la edad de los ovarios, los cuales con los años comienzan a reducir su funcionamiento, hasta dejar de funcionar, lo cual se manifiesta con la menopausia. Este llamado reloj biológico empieza a funcionar desde iniciados los 30 años, pero después de los 37, cada vez va decreciendo en su función reproductiva, hasta cesar. Por lo anterior, una mujer no se embaraza tan fácilmente después de los 40 años, independientemente de sus antecedentes. Es también por lo anterior que el tiempo juega un papel muy importante en el pronóstico, y a nosotros nos da tristeza y desesperación, cuando una mujer de más de 40 años viene a realizarse una técnica de Reproducción Asistida, después de varios años de intentos con métodos más conservadores que, obviamente en su caso, fracasaron. Tanto el médico como la paciente deben siempre establecer claramente su objetivo único y mutuo, que es la consecución de un embarazo, y no mantener consultas prolongadas y tratamientos largos que, si resultan, son por casualidad.